Ciencia gracias a Lego

Es cierto que Lego ha dado tanto juego a las mentes más activas del mundo que no hay película, monumento o idea extravagante que se le haya resistido. Sin embargo, estas piezas de plástico y colorines se ponen también al servicio de importantes proyectos en los que su presencia parece surrealista.

¿Es posible crear células embrionarias con Legos? ¿Puede una prótesis infantil desmontarse como ellos? ¿Sirven para construir un vestido dentro de la iniciativa Piezas por la Paz?

Pues por más extraño que te parezca, sí. Más allá de Vaticanos, Sombras de Grey y locas casas particulares construidos gracias a cientos de miles de estos ‘fragmentos’, los Lego alimentan la creatividad en ámbitos como la química, la salud o la arquitectura.

El gran gigante de internet, Google, los tuvo muy en cuenta para crear el logo más conocido de cuantos hay en redes y, por muy ‘infantil’ que parezca, utilizar los colores básicos son la mejor estrategia para representar la universalidad del buscador.

Los Lego sustituyen a la manzana de Newton

Pero los Lego van más allá y demuestran que muchas veces lo más simple puede dar lugar a las ideas más complejas. Es lo que debieron pensar los científicos que han propuesto un método de impresión en 3D para producir bloques de células madre embrionarias. ¿Cuál es el objetivo? Nada más y nada menos que poder crear en el futuro micro órganos.

Como con la manzana de Newton, nos imaginamos a estas mentes brillantes, pieza de Lego en mano, devanándose los sesos para estudiar o fabricar cosas increíbles. Y no es que los Nobel de Química se dediquen a jugar con Legos para escudriñar la materia, pero como leemos en este artículo de es.materia el proceso es parecido. Desmonta un juguete pieza por pieza y estúdialas a conciencia por separado.

Todo lo malo que pueda tener una prótesis infantil es menos malo gracias a la forma en que funcionan los Lego. Investigadores de Suecia han conseguido que un brazo robótico sea a la vez que prótesis, una nave espacial, una excavadora o una linterna.

Estas piezas inspiran también a la arquitectura. De hecho, ya hace unos años abrió un hotel en California con más de tres millones de bloques sustentando su piscina, su restaurante o su lounge, pero también chefs y comida (como lo lees) de Lego, alternativos a los de verdad.

No lo recomendamos en Granada, provincia donde cada día se registra algún que otro terremoto, pero hay otro proyecto que sí podrías copiar si te has propuesto redecorar tu casa. Eso sí, luego no te valdría si tienes niños lo de prohibirles jugar en el salón. Fantasea con rodearte de Legos gracias a escaleras, mesas, sillas o encimeras de cocina construidas o ideadas con ellos.

Mesa de legos (vía arquitecturaideal.com)

Mesa de legos (vía arquitecturaideal.com)

¿Te suena el curioso caso del abogado neoyorquino que dejó su amplia cartera de clientes para hacer esculturas con Lego?  Pues una artista japonesa consiguió con estas piezas una escultura que además era un vestido que, por si fuera poco, nos hablaba de paz. Y para ello usó piezas de Lego inmaculadas que aun así logran reflejar los volúmenes a la perfección.

Si hay alguien ahí con la misma inventiva, ya sabe que tener piezas de Lego es un comienzo para ¿lograr un Nobel? Nosotros estamos convencidos de que sí.

 

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>