Lego, su mejor juguete

Hoy sigue siendo el rey indiscutible de los juguetes a nivel universal pero hubo un tiempo en que Lego estuvo a punto de perder la corona por vivir pendiente de ganar más. Probaron con nuevos sets, abandonaron algunas de sus líneas de siempre y quisieron crecer fuera como fuera en todo el mundo con tan poca fortuna que aquello terminó por desmoronarse.

Eran demasiadas piezas para un puzle que no tuvo en cuenta que en los años 90 las cosas habían cambiado: la revolución digital se había asentado, los juguetes de plástico debían competir contra los videojuegos y su razón de ser, los niños, ya no eran tantos como antes.

Aquel derrumbe les llevó a una crisis que a punto estuvo de hacerles perder la cabeza en 2003 con pérdidas millonarias… Un dato es que más del 90% de los nuevos sets que lanzaban al mercado no daban beneficios. Pero, ¿quién mejor que Lego para recomponerse? La compañía danesa supo deshacerse de las piezas que le sobraban para volver a levantar un negocio más fuerte aún que antes.

La crisis de Lego

El nieto del fundador, Kjeld Kirk Kristiansen, tomó decisiones drásticas. Cerró fábricas y despidió a unas 2.000 personas. Y ahí hubo una pieza clave que tuvo que abandonar el barco. El presidente ejecutivo fue sustituido por un joven llamado Jørgen Vig Knudstorp, y se podría decir que en el gran juego de Lego él ha sido uno de los mejores jugadores. Tanto, que relevó al nieto para convertirse en el gran líder de la empresa en 2004.

Se recuperaron piezas viejas, como las líneas City, Technic y hasta Duplo (que había desaparecido del mapa años antes); se lanzaron a la conquista de internet para poder competir con videojuegos y cualquier otro enemigo que les nederlandsegokken online casino saliera al paso (abrieron My Lego Network y apostaron por los minijuegos en su web); y abrieron sus puertas literalmente a sus fans permitiendo que éstos aportaran ideas (Lego ideas).

Este nuevo Lego crecía, ahora sí, fuerte y robusto logrando que hoy en día haya 80 bloques de Lego por cada niño, hombre y mujer.

El necesario paso hacia el siglo XXI dado por la empresa ha demostrado que no todo el mundo supera igual las crisis. Y lo importante es hacerlo sin dar palos de ciego hacia algo que poco tiene que ver contigo. En el caso de Lego era imposible olvidar cómo nació gracias a un carpintero, Ole Kirk Kristiansen, que tuvo la genial idea de construir juguetes con bloques de madera.

Tal era el éxito que decidió hacerlos de plástico y llamar a su prometedor negocio allá por 1934 Lego. Tuvo en cuenta el danés “leg godt”, que significaba juega bien, pero resulta que en latín Lego es “yo junto”, algo que ignoraba pero que le vino como anillo al dedo.

lego-star-wars-the-complete-saga

lego-star-wars-the-complete-saga

Una filosofía que le sigue funcionando y que hace que incremente año tras año sus ingresos. En el primer semestre de este 2015, como dice la propia empresa, las ventas globales han crecido un 18% respecto al mismo periodo de 2014. Y entre sus líneas más exitosas, Lego City, Lego Creator, Lego Technic y Lego Star Wars.

Como ves, la crisis de Lego fue toda una aventura ya completamente olvidada.

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>