Impresoras 3D y sus beneficios en las aulas

Utilizar los ordenadores en las aulas hoy en día, las tablets o pizarras digitales ya no sorprende a nadie. Pero en su momento, la utilización de estas tecnologías en el sistema educativo fue algo innovador y una auténtica revolución. Lo mismo sucede con la incorporación y utilización de las impresoras 3D en los centros escolares. Pero, ¿de qué trata esta nueva tecnología?

Probablemente hayamos oído hablar de las impresoras 3D en el campo industrial o en el ámbito de la sanidad, pero gracias a las posibilidades que ofrece esta nueva tecnología, introducirla en el sistema educativo es un acierto. La impresora 3D es muy similar a la que conocemos como la tradicional, pero en vez de imprimir en tinta o en laser, la impresión que genera son modelos tridimensionales, que por lo general, suelen ser de plástico.

Beneficios y posibilidades que aporta en la educación

Ya se han comprobado algunos beneficios que aporta utilizar esta tecnología, por ejemplo, en el ámbito de la sanidad, ya que gracias a este tipo de impresoras se ha logrado imprimir algunas prótesis e implantes, logrando resultados satisfactorios. En el ámbito educativo, la utilización de este nuevo instrumento aportará numerosos beneficios en los más jóvenes.

  • Estimulación de la creatividad: nuestras ideas y creaciones se pueden convertir en objetos tridimensionales. Los profesores pueden estimular a sus alumnos, incitándoles a que creen puzles y creaciones originales. En vez de hacer trabajos manuales, con el ordenador y esta impresora pueden hacer creaciones artísticas.

  • Facilita la labor del profesor: puede ser una herramienta que ayude al maestro a explicar a sus alumnos algunos conceptos que pueden resultar complejos. Por ejemplo, en materias como ingeniería o biología. A través de la impresión de figuras que se asemejan a partes del cuerpo humano, los alumnos pueden comprender y visualizar la anatomía humana.

  • Resolución de problemas: la impresora 3D puede ser utilizada para plantear problemas y que los alumnos a través de un objeto que diseñen y creen lo resuelvan.

  • Trabajo colaborativo y participativo: pueden hacer trabajos en equipo utilizando este recurso tecnológico. También se les puede plantear que cada estudiante piense en una pieza de un conjunto que hayan pensado previamente y ver el resultado final del proyecto.

  • Más tecnología en las aulas: es otro recurso tecnológico más que fomenta que los jóvenes vean las nuevas tecnologías como un aliado y no un enemigo. Adaptarse a estas nuevas herramientas es fundamental para el aprendizaje en la etapa educativa pero sobre todo para el futuro.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de utilizarla

En el momento de utilizar la impresora 3D en las aulas hay que tener varios aspectos en cuenta. Antes de señalar algunas claves, hay que mencionar que uno de los hándicaps es su precio. Cualquier modelo del mercado tiene un precio alto y por ello, el disponer de esta herramienta en clase es un privilegio y una responsabilidad. A la hora de elegir el modelo para el aula habría que tener en cuenta:

  • La seguridad: las impresoras de este tipo trabajan a unas temperaturas muy altas (200 grados). Al introducirlas en las aulas hay que tener en cuenta este aspecto y que hay niños a su alrededor, por tanto sería recomendable adquirir modelos que no permitan acceder a su interior mientras funcionen.

  • Facilidad de uso: no es lo mismo tener una impresora para una fábrica industrial que para un aula. El modelo debe ser adaptado para que lo pueden utilizar los estudiantes.

  • Materiales: Hay dos tipos de materiales que se utilizan con la impresora 3D, el plástico ABS (un plástico duro y rígido y muy resistente a los golpes) y el PLA (plástico biodegradable y más frágil que el ABS).

Impresoras Colido

Tras ver algunos aspectos a tener en cuenta y señalar que también deberíamos considerar otros como que no hagan demasiado ruido o el servicio técnico. Creemos que las impresoras 3D que mejor se adaptan a las características de un aula son las de la marca CoLiDo que cuenta con dos modelos especialmente adaptados a la educación. La CoLiDo Compact y la CoLiDo 2.0 Plus.

Ambos tienen un diseño que facilita la visualización de los niños y de lo más silencioso que se pueden encontrar en el mercado.

En Habilitas, a través de diferentes proyectos que trabajamos con distintos centros escolares, acercamos las nuevas tecnologías al sistema educativo. Además de la robótica y la programación, también utilizamos la impresión 3D para trabajar distintas materias.

Ahora, tal vez nos parezca algo lejano, pero probablemente en no muchos años, la impresión 3D formará parte del aula como hoy son los ordenadores o las tablets. El sistema educativo no tardará mucho tiempo en acoger esta herramienta tecnológica como un aliado más.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>