La impresión 3D y su impacto en la educación

La inclusión de las nuevas tecnologías en la educación ya no resulta extraño. Cada vez son más los centros escolares que apuestan por las TIC en su metodología de enseñanza y que realizan una firme apuesta por una educación innovadora. En los últimos años ha habido un aumento considerable a la hora de introducir el diseño y la impresión 3D en los colegios.

Tal y como señala la empresa Imprimaker, una startup orientada a la experiencia educacional del diseño e impresión en 3D para niños, en la web magisnet “un 20% de los colegios ha incluido el diseño y la impresión 3D como actividad escolar”.

Según esta empresa, los niños a partir de los 6 años ya son capaces de desarrollar su creatividad en el diseño con las herramientas que la impresión y el diseño 3D les ofrecen.

En la web de magisnet se señala que las inscripciones en esta actividad escolar han aumentado un 15% en los dos últimos años. Otro dato a tener en cuenta y que aparece publicado en la web de 3dnatives es que la venta en impresoras 3D se duplicó en un año. En concreto, 2015 se vendieron cerca de 220.000 impresoras y en 2016 las ventas ascendieron hasta las 455.772 unidades. Estas cifras se deben, sobre todo, a la venta de las impresoras de este tipo en el campo educativo y militar.

En el campo de la educación se ha incorporado este modelo de impresoras ya que enseñan a los estudiantes conceptos básicos de ingeniería o construcción, pero desde un punto de vista muy práctico y diferente al tradicional. Esto no quiere decir que estén sólo orientadas a aquellos alumnos más duchos en materias científicas, sino que son aptas y útiles para todos, como veremos a continuación.

El diseño 3D en una educación innovadora

Hemos estado hablando previamente de cifras relacionadas con la venta y el aumento de la utilización de las impresoras 3D en la educación. Pero ¿qué es el diseño 3D?

Este diseño se refiere a trabajos de arte gráfico creados con ayuda de un software o un programa especialmente diseñado para dicho uso. Puede derivarse del diseño gráfico, pero se vale de recursos propios del diseño industrial.

Como hemos señalado antes para realizar el diseño en 3D se necesitan determinados software o programas especiales y a continuación señalaremos algunos de los más importantes que se emplean en el sector de la educación.

  • TinkerCAD: es una sencilla aplicación en línea de diseño e impresión en 3D. Es una plataforma que pueden utilizar usuarios de todas las edades, ya que es fácil e intuitiva.

  • SketchUp: se ha convertido en un aliado educativo gracias a las posibilidades del diseño tridimensional. Hay tutoriales sencillos gracias a los cuales se pueden crear y modelar las propias invenciones.

  • 3D Slash: es un software pensado para cualquier usuario. Es una plataforma para diseñar en 3D que combina potentes funcionalidades con opciones para novatos.

Beneficios de utilizar la impresión 3D

Utilizar los programas arriba mencionados, además de facilitarnos crear y modelar diseños en 3D de una forma más sencilla, también potencia que explotemos la utilización de las impresoras 3D aportando numerosos beneficios en los más jóvenes.

  • Estimulación de la creatividad: las ideas y creaciones de los alumnos se pueden plasmar en objetos tridimensionales. Los profesores pueden incitar a sus alumnos a que sean más creativos y originales a la hora de realizar sus diseños.

  • Trabajo colaborativo y participativo: utilizando este recurso tecnológico se les puede plantear a los alumnos realizar diferentes proyectos en equipo.

  • Resolución de los problemas: con las piezas en 3D que se pueden obtener con estas impresoras, los alumnos pueden tener más facilidades para resolver ciertos problemas que se les plantee.

  • Facilita la labor del profesorado: en el momento de dar una explicación sobre anatomía o ingeniería las piezas tridimensionales pueden ser de gran ayuda ya que pueden ayudar a los alumnos a entender ciertos conceptos que sean complejos.

Colido y Habilitas, la unión hace la fuerza

Como ya hemos mencionado en otros post, en Habilitas promovemos e impulsa una educación innovadora a través de herramientas tecnológicas como la robótica y la programación educativa, además de enseñar a utilizar las impresoras en 3D y todas sus ventajas, ya sea como asignatura extraescolar o curricular.

En este sentido, en Habilitas trabajamos con la empresa colido (empresa de impresoras en 3D) para promover la utilización, el uso adecuado y el aprendizaje de las impresoras 3D en diferentes centros escolares.

En este sentido, cuando acudimos a un centro a impartir cursos o talleres sobre impresoras 3D lo hacemos con los modelos de la citada empresa, gracias a los cuales los alumnos se convierten en creadores de sus propias herramientas.

Las impresoras Colido son las más idóneas para utilizar en las aulas, ya que están totalmente protegidas, sin necesidad de utilizar lacas y con un mantenimiento muy bajo” señala para la página web de colido Raquel Calvo, encargada de llevar este proyecto en Habilitas.

La impresión en 3D es ya una realidad en muchos centros escolares. Desde Habilitas promovemos la utilización de este recurso tecnológico entre los más jóvenes, impulsando en estos diferentes competencias y habilidades fundamentales para el futuro.

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>