Las últimas novedades tecnológicas en las aulas

La sociedad, en general y el mundo de la educación, en particular, están viviendo un profundo cambio y esto se debe, en parte, gracias al uso de las nuevas tecnologías en los mencionados campos.

Cada año aparecen nuevos avances tecnológicos que afectan a diferentes ámbitos. En la educación, esta revolución de las TICs no se ha quedado atrás y se están implementando algunas novedades que ayudan, por un lado, al buen funcionamiento de las clases y, por otro, al aprendizaje de los alumnos.

Beneficios de la tecnología en las aulas

Que las TIC´s nos ayudan a hacernos la vida más cómoda es algo que está más que demostrado, así como que nos aportan muchos beneficios. En el caso concreto de la educación, las novedades tecnológicas que se están introduciendo en el sistema educativo y que permiten dar un enfoque más novedoso e innovador a la hora de enseñar y aprender, también lo hacen.

El uso de estos nuevos recursos hace que los alumnos, poco a poco, se vayan acostumbrando a utilizar las nuevas herramientas digitales e integrarlas como un proceso más que forma parte de su aprendizaje.

En el informe “Top 100 Innovaciones Educativas 2016: educar para la sociedad digital”, elaborado por la Fundación Telefónica, se destacan algunas de las innovaciones tecnológicas en las aulas.

Según este estudio, el objetivo de utilizar estos recursos innovadores es desarrollar y fomentar la competencia digital, clave en el sistema educativo, tal y como se definió en 2006 desde la Unión Europea, en el marco referencia de las 8 competencias claves del sistema educativo. Además de la mencionada, las 7 restantes son: la competencia en sociales, matemáticas y ciencias, comunicación en lengua materna, competencia en lengua extranjera, aprender a aprender, sentido de iniciativa y competencia cultural.

Partiendo de esta base, en el sistema educativo se va introduciendo elementos tecnológicos y en este informe se destacan algunos de ellos.

Innovaciones tecnológicas en el aula

Las novedades que destacaremos, tal y como recoge en el informe arriba mencionado, se han extraído de 100 iniciativas nacionales e internacionales y las señaladas son las consideradas que han tenido un mayor éxito y potencial en las aulas según los expertos que realizaron este estudio de la Fundación Telefónica.

  • Fab Lab: está dirigido a un amplio estrato de edad (8-18 años). Los Fab Lab son espacios de experimentación, talleres de fabricación e innovación a pequeña escala. En estos lugares, los estudiantes planifican diferentes proyectos y los ponen en marcha. Desarrollan competencias y habilidades como colaboración, aprendizaje de nuevas herramientas, capacidad para solucionar problemas técnicos de la vida cotidiana, etc. Hasta septiembre de 2015 había en todo el mundo 565 laboratorios de este tipo, de hecho, en Barcelona existe uno.

  • Genios: es una iniciativa española orientada a los alumnos de primaria, cuyo objetivo es enseñarles el lenguaje de programación. La idea es que se dirija a aquellos estudiantes que no tienen acceso a la tecnología. Es una herramienta que ayuda a la integración social y de género. Genios es un proyecto que tiene como objetivo reforzar la educación digital y enseñar las primeras nociones de la programación en los alumnos que tienen dificultades para acceder al uso de las nuevas tecnologías. Es una iniciativa sufragada por Google e implementada por la ONG Ayuda en Acción. En la actualidad, Genios ha sido utilizado por más de 5000 alumnos de diferentes comunidades autónomas de España.

  • New Teacher Center: es un programa utilizado en Estados Unidos. Gracias al mismo se crean conexiones y relaciones entre profesores experimentados y los nuevos docentes. Es una especie de ayuda y colaboración entre el maestro mentor y el profesor “alumno”. Los veteranos revisan, instruyen y forman a los noveles durante tres años y de esta forma, se hace una introducción a la enseñanza de forma progresiva. Este sistema surgió, debido al alto índice de abandonos de profesores en el primer año en las aulas.

  • K12 Lab Network: es un proyecto estadounidense dirigido a alumnos entre 6 y 18 años. Trabaja para ayudar a los estudiantes y a los profesores a fomentar la creatividad y la formación de jóvenes innovadores. Este proyecto es una referencia a nivel mundial, ya que ha implementado la metodología del design thinking (técnica que busca dar soluciones a los problemas reales) en el sistema educativo. Gracias a la utilización de esta novedad tecnológica, los estudiantes desarrollan competencias como la comunicación, colaboración, autonomía, responsabilidad, etc.

  • Sharing Academy: es una plataforma colaborativa española entre estudiantes universitarios. En la misma los alumnos comparten sus conocimientos y aprendizaje. Es un intercambio de información de contenidos y conocimientos. Los usuarios cuando acceden a esta plataforma tienen la opción de escoger qué es lo que quieren enseñar o aprender y a través de esta red y viendo las necesidades de cada estudiante, se establecen estas relaciones de intercambio de conocimientos. Este sistema está implantado en algunas comunidades autónomas como Madrid, País Vasco o Cataluña y se está expandiendo en Latinoamérica en el presente curso escolar.

Estos cinco sistemas innovadores son los mencionados, hay muchos más que se están implantando en el sistema educativo. Desde Habilitas, como empres que forma a los alumnos y profesores en materia de programación y robótica para poder aplicarla en las aulas y fuera de ellas, consideramos que la utilización de las nuevas tecnologías refuerza en nuestros hijos, no sólo en materia de competencia digital, sino las otras competencias educativas y sociales.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>