Los empleos del futuro

El Foro Económico Mundial de Davos puso ante nuestros ojos una conclusión difícil de ignorar: más del 65% de los alumnos que hoy estudian Educación Primaria trabajarán en empleos que no existen en este momento. Hablar de la ‘cuarta revolución industrial’, por tanto, no es hacerlo de algún loco guion futurista, es hablar de la realidad.

El debate en torno a los empleos del futuro debería servir para ponernos manos a la obra. Se destruirán 7,1 millones de puestos de sectores como la construcción, la administración y las tareas productivas, dice el informe, pero asimismo nacerán otros trabajos con un denominador común: la digitalización.

Aunque pueda sonar catastrofista, y más teniendo en cuenta que señalan el año 2020 como fecha clave para que este cambio comience a ser notorio, hay otros tantos empleos que nacerán como consecuencia de esta revolución que sigue a la energía del vapor, la electricidad y la electrónica.

Según estimaciones de la Unión Europea, harán falta trabajadores con altos conocimientos informáticos, habilidades comunicativas y versatilidad.

En este artículo de El País, se explica que el protagonismo casi absoluto se lo llevará la robótica, pero mucho más, la inteligencia artificial, los drones o la nanotecnología serán ámbitos de conocimiento imprescindibles.

De hecho, en este “mundo en constante cambio”, como subraya Expansión, destacarán tres puntos en especial entre 2018 y 2020. Asistiremos a un proceso en el que serán claves la robótica avanzada y la automoción autónoma; la inteligencia artificial y el machine learning; los materiales avanzados, la biotecnología y la genómica.

Los expertos prefieren hablar de adaptación más que de destrucción. Los empleos relacionados con la tecnología serán “la cantera hacia donde dirigir las expectativas profesionales”. Y entre los perfiles más buscados estará el de especialista en Big Data, expertos que sepan manejar la enorme cantidad de información que acumula la nube.

Los empleos del futuro más cotizados

El buen manejo de la información será esencial (Pixabay)

El buen manejo de la información será esencial (Pixabay)

Nos hemos asomado a este informe de Adecco para encontrar una guía sobre los empleos que ‘rivalizarán’ en calidad en los próximos tiempos. Entre ellos están:

  • Especialista en Big Data: esta figura será importantísima en las compañías para analizar los datos y usarlos como indicadores fiables
  • Experto en Seguridad IT y datos de la Información: los profesionales especializados en ciberseguridad se han convertido en uno de los más demandados
  • Business Developer de empresa digital: no son ‘comerciales al uso’ sino profesionales especiales en adaptar la información del producto a las necesidades del cliente
  • Growth Hacker: este perfil combina analítica, creatividad, y curiosidad por hacer crecer el número de usuarios dentro de una start-up
  • QA/QC Manager: es el ingeniero de aseguramiento de calidad y costes de una empresa
  • Responsable de proyectos de Cogeneración: esta figura aparece con la apuesta de energías más limpias y se encarga de asegurar aspectos que tienen que ver con la eficiencia energética así como los ajustes económicos

Éstas son sólo algunas de las profesiones que ya están dominando el mercado internacional, según este informe (que podéis consultar íntegro aquí). Es sólo un adelanto, por tanto, de lo que vendrá.

La robótica o la programación resultan indispensables en la educación para los empleos del futuro (Pixabay)

Una educación para el cambio

Ante el desafío de la automatización, hay quien propone una educación multidisciplinar. Una educación que tenga en cuenta las nuevas tecnologías, y que no huya de ellas. Es casi imposible teniendo en cuenta que estamos en pleno siglo XXI y que como demostró el reciente congreso ItworldEdu (basado en la tecnología aplicada a la educación) hay suficientes recursos dispuestos a cambiar el paradigma.

Y si los alumnos de Primaria tienen que formarse para trabajar en los empleos del futuro -todos ellos con la tecnología como timón- la mejor manera de empezar es haciéndoles partícipes de ese cambio.

Pizarras electrónicas multimedia o robots de iniciación son sólo dos ‘inventos’ que serán probablemente herramientas convencionales en la educación que vendrá. Capaces de desarrollar el pensamiento computacional, la participación en equipo, el espíritu crítico o la toma de decisiones, la robótica parece hoy indispensable para que esta ‘cuarta revolución’ (y las que vengan) no deje atrás a los trabajadores del futuro.

 

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>