Mindfulness: terapia para mejorar la atención en las aulas

Young woman and man couple meditating in lotus pose. Cute cartoon meditation illustration.

La atención plena, conocida también como mindfulness consiste, a través de la meditación, en prestar atención a cada momento, a cada sensación y a cada instante. Se trata de ser consciente de la realidad que nos rodea. Estar atentos al aquí y ahora.

Esta práctica, que tiene su origen en el budismo, se hizo popular en Occidente, gracias al médico estadounidense Jon Kabat-Zin, que comenzó a aplicar esta metodología en 1978 en pacientes que sufrían estrés.

El mindfulness es un práctica que se está extendiendo en los colegios, ya que está comprobado que aporta numerosos beneficios a los alumnos y también al profesorado. Desde Habilitas queremos explicar algunas claves que refuerzan la idea de implantar este tipo de metodología en los colegios, así como las ventajas de aplicarla entre los estudiantes.

Beneficios del mindfulness en las aulas

  • Reduce la agresividad y la violencia: se incrementa la estabilidad emocional de cada alumno y las situaciones de tensión entre los estudiantes bajan de forma considerable. A través de diferentes técnicas, los alumnos controlan sus reacciones impulsivas que, en ocasiones, pueden llegar a ser violentas. Según un estudio, realizado por Joseph Durlak en 2011, aquellos escolares que habían utilizado esta metodología mostraron mejoras significativas en diferentes comportamientos conductuales (menos agresivos).
  • Mejora el rendimiento escolar: esta terapia consigue lograr una mejor concentración y atención en las personas que lo practican, en este caso, los escolares. Hoy en día, muchos niños están sobre estimulados y no son capaces de centrarse en algo. El mindfulness potencia la concentración, la memoria y la agilidad mental, ayudando a sacar mejores resultados académicos.
  • Favorece las relaciones interpersonales: potencia la empatía y comprensión hacia los demás. A través de la atención plena se desarrollan habilidades para resolver conflictos. Cada niño aprende a autogestionar sus emociones y como hemos mencionado anteriormente, se saben poner en el lugar del otro, fomentando relaciones más sanas.

Además de las ventajas para los alumnos, el profesorado y las familias también pueden verse beneficiados gracias a esta técnica.

Algunos beneficios para los profesores

  • Controlar situaciones conflictivas: entre los alumnos o, incluso, con los padres. Las diferentes técnicas que se aplican mediante el mindfulness dotan al profesorado de las herramientas necesarias para abordar estas situaciones tensas, sin juzgar, enfocándolas de forma adecuada y conscientemente.
  • Aumenta la empatía con los alumnos: los profesores toman más conciencia de las necesidades que tienen sus alumnos y pueden dar una respuesta más dirigida y centrada a cada uno de ellos.
  • Favorece la autoestima: el maestro se conoce mejor a sí mismo, impulsando sus fortalezas y su liderazgo ante toda la clase. Convirtiéndose en un referente y un modelo a seguir para los estudiantes.

Tal y como señalamos, son numerosas las ventajas de aplicar esta metodología en las aulas. No debemos olvidar que muchos de estos beneficios que adquirimos en las aulas desde jóvenes pueden ser en el futuro esenciales para desarrollarnos como personas y trabajadores.

El mindfulness en España

En España se está extendiendo en los colegios el implantar diferentes técnicas de mindfulness. En Aragón, por ejemplo, son varios los centros escolares que se han decantado por impulsar esta metodología entre sus alumnos.

Uno de estos colegios es el centro público Ramiro Solans, de Zaragoza. Allí, todos los estudiantes realizan 15 minutos de atención plena después de estar en el patio. En palabras de su directora Rosa Llorente en un artículo publicado en el periódico El Mundo, “esto les permite a los alumnos volver a la calma y al sosiego. Los niños se sienten más a gusto consigo mismos. Aprenden a disfrutar de la calma, de los aspectos positivos del silencio y de la paz”.

Tal y como hemos mencionado antes, uno de los aspectos positivos del mindfulness es la mejora del rendimiento escolar y el descenso de la conflictividad. En este colegio y en palabras de la máxima responsable del centro, “según se han ido implementado estas técnicas, los problemas entre el alumnado han descendido de forma considerable y las calificaciones han ido mejorando”.

Este centro escolar, al igual que otros de Aragón, siguen el programa Aulas Felices. Un método basado en la psicología positiva, en la que se mezcla el mindfulness con la educación en las fortalezas. Los alumnos refuerzan su autoestima y sus habilidades sociales.

En otras comunidades autónomas también se está extendiendo esta metodología. Es el caso de Cataluña con el Programa Treva, o en Madrid, donde se han realizado algunos talleres en centros públicos. Sin embargo, en España, el mindfulness apenas ha tenido cabida hasta el momento en los colegios, mientras que en otros países como EEUU, Holanda o Australia ha experimentado un gran crecimiento al considerar los gobiernos de estos países introducir esta técnica en su programa curricular.

Desde Habilitas consideramos que esta práctica novedosa en las aulas fomenta desarrollar habilidades de autogestión de las emociones, empatía y control del estrés. Gracias al mindfulness las capacidades adquiridas desde muy joven pueden ser fundamentales en el futuro para desarrollarse como persona. Sin duda, una técnica que debería tenerse en cuenta dentro del programa curricular.

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>