Objetivo: favorecer el proceso hacia la autonomía personal

Según el filósofo José Antonio Marina, la escuela es uno de los vehículos principales para conseguir que los niños desarrollen su autonomía personal. Para ello, los profesores deben ser capaces de conseguir desarrollar en el niño habilidades tales como un espíritu crítico, creativo, riguroso y capaz de resolver problemas en diferentes situaciones

Durante años se ha pensado que en casa se educa y en la escuela se enseña. Sin embargo, si seguimos pensando de esta manera, nos estamos olvidando del papel importante que juegan los maestros, especialmente los primeros años de escolarización e incluso desde el propio Jardín de Infancia, con todo el tiempo que pasan con nuestros hijos y su función esencial en un entorno distinto al del hogar, donde tienen que aprender a convivir y compartir espacio con otras personas muy distintas a ellos, con diferentes capacidades, formas de pensar y diferentes costumbres.

Por esta razón, es esencial que los maestros también eduquen, de manera que, junto con los padres, logren el objetivo de tener niños con autonomía personal. Una autonomía que ha de lograrse en los diferentes ámbitos de su vida y que pueden dividirse de la siguiente manera:

  • Respeto y responsabilidad: el camino hacia la autonomía comienza por el respeto de una normas de convivencia gracias a las cuales el individuo es consciente de que es uno y, por tanto, para ser libre, también tiene que tener unas responsabilidades. Esto hará que se logre la autonomía en otros ámbitos, como las relaciones sociales.

  • Relaciones sociales: el hecho de que se relacionen con otras personas que no sean sus padres o familiares más cercanos hace que los niños también aprendan a ser más tolerantes, a ser más abiertos tener sus propias opiniones y defenderlas ante las de otros, pero siempre con el debido respeto.

  • Tiempo de ocio: es primordial que los niños tengan este tiempo, de manera que sigan desarrollando las dos habilidades antes mencionadas, es decir, que se puedan relacionar libremente cómo y con quien deseen, siempre desde el respeto y expresando su manera de pensar y de proceder.

  • Desarrollo intelectual: ya no valen las viejas fórmulas de aprender de memoria, porque esto no les servirá para su futuro. Los maestros y los padres han de dotar a los niños de las herramientas necesarias para poder aprender mediante el descubrimiento y fomentar en ellos el espíritu de la curiosidad, la motivación por aprender y comprender sus emociones, que es algo esencial para su buen desarrollo personal

  • Hábitos diarios: como los de la alimentación, la higiene o saludar y despedirse por respeto hacia los demás cuando entran o salen de algún sitio. Esto hace que también sean más responsables y conscientes de por qué han de hacerlo para cuidar su salud y, por tanto, ser autónomos y no tener que depender de segundas personas, como pudieran ser los padres.

Y es que conseguir que los niños sean autónomos, no sólo quiere decir que sean capaces de hacer sus necesidades por ellos mismos o que sepan vestirse, sino que tengan las herramientas personales, intelectuales, psicológicas, sociales y emocionales para ser conscientes de que son ellos mismos, diferentes a los demás y que viven rodeados de gente, pero que ellos, por sí solos deben saber enfrentarse a los problemas que se les planteen en la vida, cada uno a su debido tiempo, especialmente teniendo en cuenta que la mayoría de ellos desarrollarán su vida y carrera profesional en entornos que aún ni conocemos.

En palabras del filósofo y profesor José Antonio Marina, se debe educar a los niños en el carácter: “es la personalidad aprendida, configurada por los hábitos intelectuales, emocionales o ejecutivos que el niño aprende. A partir de ahí desarrollará su personalidad, su proyecto de vida concreto. En el carácter se termina la función educativa. Nosotros debemos ayudar al niño a que tenga un carácter fértil, rico, bien estructurado afectivamente, con capacidad para tomar decisiones y hacer planes y ponerlos en práctica. Luego, él tendrá que hacer su vida, sus proyectos, sus elecciones”, asegura en un vídeo extraído de la Universidad de Padres, de la que es creador.

Pero ese trabajo de conseguir desarrollar la autonomía personal del niño, es decir, su carácter ha de hacerse tanto en casa como en la escuela, de manera que ambos se complementen. En este sentido y en lo que a los padres o al hogar se refiere, Marina explica que es importante desarrollar la autoconfianza que se basa en tres ingredientes que el niño desarrollará de forma evolutiva y que son:

  • la seguridad básica, es decir, la experiencia de sentirse amado incondicionalmente y esto comienza desde el primer momento de vida del niño. Son los vínculos de apego que tenga con sus padres los que harán que el niño pueda desarrollar esa rama de la seguridad o autoconfianza que mencionábamos arriba.

  • seguridad ejecutiva: es la segunda etapa para lograr la autoconfianza y comienza a partir de los dos años de vida del niño. Es el momento en el que el niño siente la necesidad de saber que puede hacer cosas y lograrlas por él mismo y esto ha de hacerse tanto en casa como en la escuela, siempre teniendo en cuenta que cada niño es diferente y las metas a alcanzar deben adaptarse a él.

  • tener conciencia de su propia dignidad, lo que hará que sea capaz de ejercer su asertividad, mantener la independencia con respecto al grupo, vincularse sin miedo, aceptar sus limitaciones y aprovechar sus cualidades. Y en este tercer punto, la escuela juega un papel muy importante, especialmente cuando estamos hablando del paso de Primaria a Secundaria.

Siguiendo con la idea de formar niños con autonomía personal, Marina insiste mucho en el punto del deber. Éste ha de estar presente en la escuela Primaria desde el comienzo, “La educación para soportar la frustración es absolutamente necesaria, porque su carencia está en el origen de gran parte de las depresiones y de muchas de las manifestaciones de violencia”, explica en su artículo ‘educación del carácter, núcleo de personalidad’.

 

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>