Si pones a un niño frente a un libro, puede que los dibujos le llamen la atención, pero es probable que no se pare a leer con detenimiento el texto que aparece. Lo mismo ocurre con las largas clases en las que se tratan distintos conceptos, ya sean de lengua, historia o matemáticas, pero que para muchos niños son ‘aburridas’ y por tanto, eso dificulta que presten atención.

Sin embargo, las nuevas tecnologías ha puesto ha disposición de las aulas y del profesorado una verdadera revolución. Hablamos de los robots y en este artículo analizaremos por qué la robótica educativa le gusta tanto a los niños.

Las razones por las que la robótica gusta a los niños

A los niños, por lo general, les apasionan los juegos y los juguetes. Y probablemente adoran los libros para colorear o quizás los de mejorar la tipografía… ¿pero sabes por qué la robótica gusta tanto a los niños?

Los robots educativos llaman la atención de los más pequeños porque es una herramienta a través de la cual pueden adquirir conocimientos mientras juegan.

La razón por la que la robótica educativa gusta tanto a los niños, es que se divierten jugando con estos robots, sin ser conscientes de lo mucho que están aprendiendo.

¿Qué suena mejor? ¿Matemáticas o matemáticas divertidas?

Por medio de los robots, como BeeBot, los pequeños podrán disfrutar de una nueva manera de aprender, y lo mejor, es que lo hacen mientras se divierten. Un ejemplo de ello son las matemáticas divertidas, una asignatura que por medio de la robótica y de las nuevas tecnologías es mucho más llevadera para los más pequeños, porque mientras juegan irán adquiriendo conceptos matemáticos.

Un niño con solo 3 años puede estar mejorando o desarrollando el pensamiento lógico-matemático sin darse cuenta, por medio de estos robots inteligentes. Unos juguetes a través de los cuales pueden resolver todo tipo de problemas sencillos, aprender las letras, los números, multiplicaciones u otras operaciones más complejas… todo ello mientras desarrollan la imaginación y trabajan en equipo.

La robótica en las aulas es el futuro

Si algo funciona… ¿para qué cambiarlo? Está claro que el futuro de la educación pasa por la robótica, por implementar actividades y herramientas innovadoras que sean capaces de facilitar el aprendizaje y habilidades en los niños.

A los pequeños les encanta todo lo que tenga que ver con la robótica educativa, porque para ellos es el mejor momento del día. Un momento en el que se pasan largas horas jugando y dónde aprenden muchos conceptos sin darse cuenta. Un aprendizaje que le será muy útil a lo largo de todo su desarrollo intelectual y vida académica.

La robótica no es solo cosa de niños, también gusta a los jóvenes adolescentes

Pero ojo, porque la robótica no es solo cosa de niños. Realmente, puede implantarse en cualquier aula y en niños de más de 3 años hasta adolescentes. Es una manera de aprender por medio de la diversión y el entretenimiento, por lo que gusta a todos.

Así que no te centres solo en la robótica en educación infantil o primaria, opta también por la tecnología, programación y robótica en Educación Secundaria.