Robótica educativa: herramienta de motivación para el aprendizaje

robotica_educativaHoy en día son muchos los niños que sienten frustración por los estudios, ya que no llegan a los mínimos exigidos por la ley educativa. El motivo de esta frustración proviene del mal hábito y del mal funcionamiento del sistema educativo actual. Cada vez son más las situaciones que se dan en las aulas de absentismo escolar, falta de interés por aprender, falta de respeto, etc. Todo ello propicia una gran tasa de niños con fracaso escolar y un bajo nivel educativo.

Es complicado que un niño sienta interés por el aprendizaje, ganas y motivación por ir cada día al colegio, pero no imposible. Es por eso que en el post de hoy os voy a hablar sobre la robótica educativa. Es un sistema de enseñanza interdisciplinaria, con un gran beneficio para los alumnos, ya que les será útil en el desarrollo de habilidades y competencias necesarias para su futuro personal y profesional, fomentando su interés por las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, así como en áreas de lingüística y creatividad.

Características de la robótica educativa

La robótica educativa se ha convertido en uno de los mejores métodos de aprendizaje. Hay que señalar que la robótica educativa está adaptada para cada edad. En primaria, por ejemplo, este tipo de enseñanza fomentará la curiosidad por el mundo de la robótica en niños y niñas de 6 a 12 años. Los niños se familiarizan con los objetos que posibilitan el juego (con Lego, por ejemplo o Bee-Bot) como acto interactivo.

De esta manera se proyecta al estudiante a aprender en entornos lúdicos, lo cual propiciará un éxito a la larga, ya que el niño trabajará con gusto y por interés propio aprendiendo todo tipo de cosas, mediante un aprendizaje autónomo (ensayo-error). En esta etapa comienzan a conocer los lenguajes de programación. Es una excelente manera de motivar a los estudiantes a aprender matemáticas o ciencias mediante la construcción de pequeños robots.

Es muy importante la estimulación en niños de edades tempranas; si a un niño se le estimula desde Infantil con las TICs, pasará a la etapa de Primaria mejor preparado y con más ganas e interés por el aprendizaje.

En la etapa de Infantil se trabaja con un robot educativo que se llama BEE-BOT. Se trata de una abeja cuyo objetivo es que los niños controlen la dirección (izquierda, derecha, delante, atrás, concepto de anterior y siguiente, los números) aprenden control, lenguaje direccional y programación.

Niños aprendiendo y disfrutando con Bee-bot

Niños aprendiendo y disfrutando con Bee-bot

En Secundaria, la complejidad de la robótica va en aumento. Los alumnos de 12 a 16 años serán capaces de crear robots que detecten y cojan objetos, e incluso que recorran largas distancias. Los estudiantes tendrán la capacidad de incrementar las funciones de sus robots ya que empezarán a estudiar física, tecnología y ciencia. Es la edad perfecta para empezar a participar en concursos.

En Bachillerato comienza la especialización. Es la etapa donde los alumnos comenzarán a especializarse por áreas: programador, mecánico o diseñador. Serán capaces de crear robots complejos con una gran variedad de funciones.

A los 18 años los estudiantes comenzarán a estudiar su carrera profesional en la universidad. Llega el momento de formarse en un determinado sector de la robótica y de realizar proyectos de investigación y creación relacionados con el mundo de la robótica.

Principales beneficios de la robótica educativa

Esta formación extraescolar, que cada día está más presente en la educación de nuestros hijos, tiene como finalidad los siguientes objetivos:

  1. Los alumnos deben involucrarse activamente en su propio proceso de aprendizaje.
  2. Desarrollar la lógica intuitiva y la intuición de ingeniería.
  3. Potenciar sus habilidades de resolución de problemas y de investigación donde fomenten su creatividad, desarrollando varias competencias claves del currículo educativo.
  4. Construir personas autónomas, autocríticas, autopensadoras que sean capaces de motivarse y de sentir que tienen recursos ante cualquier problema.
  5. Conseguir que el trabajo disciplinar conseguido durante las clases mediante el juego se vuelva un hábito. 
  6. Conseguir sus propias metas.
  7. Convertirse en autodidacta activo.
  8. Producir un buen clima de trabajo donde prime el buen comportamiento, la concentración, el respeto con los compañeros y adquieran el sentido de la responsabilidad con el material.
  9. Comprensión y dominio de los conceptos básicos del scratch (lenguaje de programación).
  10. Aprender a trabajar en pequeños grupos, evitar la frustración y fomentar la motivación.
  11. Trabajar de manera implícita, las competencias clave del sistema educativo.

Como habéis podido comprobar, la robótica educativa tiene grandes beneficios en el alumnado. No sólo adquieren valores propios como el respeto, el trabajo en equipo, la tolerancia, la paciencia, etc. Sino que también les ayuda a utilizar la lógica individual, el intelecto en la programación, el ingenio y la originalidad en la formación y construcción de robots.

Por lo tanto, ¿por qué no aplicar una metodología así o una manera de dar clase que fomente todo lo anterior en el aula ordinaria? Y, no sólo eso, la robótica, según los expertos, es una de las áreas de mayores salidas en el incierto futuro laboral. Si apuntamos a nuestros hijos a inglés para su futuro, ¿por qué no inculcar desde niños la curiosidad por la robótica de manera sencilla, divertida y educativa? ¡Te ayudamos!

You Might Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>