En pleno sXXI aun estamos bastante lejos de poder decir que en los centros educativos e incluso en los hogares, estamos educando en competencias digitales a los niños y niñas. Parece que son ellos los que de forma autodidacta están aprendiendo su uso pero como en todos los aspectos de la vida, la experiencia debe ser guiada y supervisada en todas sus fases.

Desde Habilitas, queremos remarcar las principales competencias digitales que plantea el Ministerio de Educación:

Los derechos y riesgos en el mundo digital

Son pocos los adolescentes que no tienen su cuenta de correo electrónico y acceden a redes sociales o Youtube. Ahora prácticamente todos tienen acceso a dispositivos móviles que fomentan la comunicación y localización, pero que deberían estar controlados y gestionados por un adulto. Conocer los derechos que se tienen a la hora de subir fotos y vídeos y su publicación en las redes sociales debería incluirse en la formación curricular, evitando de esta forma que algo que los niños y niñas ven como un juego otros lo utilicen con otros fines.

El anonimato que proporciona un perfil en Internet es aprovechado por adultos (e incluso compañeros de clase) para acceder a nuestros hijos, encontrándonos cada vez más situaciones de ciberbullying, comunicación agresiva y acoso.